Faltan ya pocas semanas para las fiestas de Navidad y qué mejor manera de disfrutarlas en casa que preparando nosotros mismos uno de los dulces estrella de las fiestas: el panettone, uno de los dulces italianos más populares.

Después de la fiebre que ha habido en los últimos años en los blogs gastronómicos españoles con la preparación de roscones de reyes caseros, estamos asistiendo a una verdadera fiebre del panettone artesanal.

Muchos de esos blogs son amigos de Libros con Miga y algunos de ellos incluso han participado con sus fotos en la edición de Pan y dulces italianos, un clásico de la tradición italiana de las maravillosas Hermanas Simili.


Con "Pan y dulces italianos", donde el panettone está nada menos que en la portada, tenemos por fin una receta tradicional y fiable de este dulce. Los moldes de papel (pirottinini en italiano) que se usan para hornearlos ya se encuentran fácilmente en muchas tiendas de ingredientes y utensilios para hacer pan en casa, como en El Amasadero. Así que no hay excusas para añadir este nuevo reto a nuestra experiencia panarra.

No vamos a negar que se trata de una elaboración que requiere cierto esfuerzo, pero como dicen las Hermanas Simili "sin esfuerzo no se hace nada, ¡para hacer bien las cosas hay que esforzarse!".

Son tres días de elaboración pero no día y noche ;-) Se trata de organizarse bien y encontrar unos ratitos durante esos tres días para hacer un poquito cada día hasta que nuestro esfuerzo tenga su merecida recompensa.

Para elaborar panettone es imprescindible el uso de masa madre, así que si no disponemos de ella es lo primero que debemos preparar. Podremos utilizar la masa madre de las Hermanas Simili no solo para el panettone, sino para muchísimas otras elaboraciones de pan, sabiendo que con su uso el pan gana mucho en fragancia, duración y digestión.

En Italia por tradición se utiliza una masa madre menos liquida respecto a la que se utiliza, por ejemplo, en España. La receta de las Hermanas Simili prevé la utilización de casi un 50% de agua respecto a la harina. El resultado será una masa con cierta consistencia que se puede amasar hasta formar una bolita, a diferencia de la que se prepara generalmente en España, en la que se usa la misma cantidad de harina y agua y que se suele remover con una cuchara en un bote de cristal, como la que propone por ejemplo Jordi Morera en nuestro curso de pan casero.

Hoy te vamos a enseñar cómo hacer la masa madre de las Hermanas Simili. Todavía estamos a tiempo para ir preparándola en vista de la Navidad y podemos aprovechar la calefacción de casa para conseguir una temperatura entorno a los 18-20 grados.


La receta de las Hermanas Simili contempla amasar:

  • 200 g de harina
  • 90 g de agua
  • una cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • una cucharada de miel

Se prepara una masa bien firme, se pone en una taza cubierta por un plato y se deja reposar durante 48 horas en un lugar cálido de la casa. Si después de 2 días vemos que la masa crece, estamos en buen camino, ya tenemos nuestra masa madre. Todavía será débil y tendrá un gusto rústico pero con un refresco al día durante una semana iremos entrenando nuestra masa madre para cualquier tipo de elaboración.

Durante una semana refrescaremos la masa madre cada 24 horas con estas medidas:

  • 100 g de masa madre
  • 100 g de harina
  • 45 g de agua

Al séptimo día en principio nuestra masa madre ya estará lista para preparar nuestro panettone. Ya tendremos "al bebé" como llaman las Hernanas Simili a su masa madre. Es cuestión de cuidarlo con cariño y nos dará grandes alegrías.