En los libros de las Hermanas Simili hay alguna receta que probablemente no llama mucho la atención, porque no tienen foto en el libro o porque el nombre no es muy llamativo en España. Hace poco vimos nuestra particular versión de la focaccia de Recco (p. 57 de Pan y dulces italianos), un tipo de focaccia con queso que merece absolutamente la pena. Hoy os proponemos otra receta que es una auténtica delicia y que también tiene el riesgo de pasar desapercibida: los strichetti veraniegos (p. 156 de Pasta Fresca).

Aprovechando que hace calor estos días, os proponemos esta receta de pasta para el verano.

Los strichetti se conocen en Italia también con el nombre de farfalle (mariposas) Se forman a partir de un rectángulo de masa unido por el centro hasta obtener una pequeña pajarita. Es un tipo de pasta bastante común en Italia y queda muy bien con salsas con pequeños trozos de carne o verduras, con salsas cremosas con quesos, etc. Los strichetti son muy alegres y se prestan muy bien para preparar pasta fría.

Aquí puedes ver un video de cómo se pliegan:

Esta receta está especialmente pensada para comer fría pero como dicen las mismas autoras, es buenísima también en caliente y se puede hacer en cualquier momento del año. Eso sí, cómo nos recuerdan en el libro Valeria y Margherita Simili, por pasta fría se entiende pasta a temperatura ambiente y nunca recién sacada de la nevera.

Para la receta se pueden usar strichetti secos ya preparados para la venta en algunos supermercados o prepararlos en casa con harina y huevo (en este caso, se utilizarán unos 300-330 g de harina y 3 huevos). Los de la foto no llevaban guindilla porque los iban a comer niños también (de hecho, los devoraron!) Si no se da esta circunstancia, es muy recomendable añadir la guindilla, le da un toque especial.

Ingredientes:

400 g de strichetti
200 g de jamón serrano
400 g de guisantes cocidos
6 chalotas
½ vaso de vino blanco seco
16 tomates cherry
2 guindillas rojas
queso parrmigiano reggiano

Elaboración:

Sofreír en aceite de oliva virgen extra las chalotas picadas muy finas, añadir el vino y dejarlo evaporar. Añadir las guindillas picadas y los guisantes ya cocidos y rehogar todo durante unos 5 minutos. Dejar enfriar los guisantes en un cuenco, añadir los tomates cherry cortados en cuatro y el jamón en pequeñas tiras. Cocer los strichetti en abundante agua salada, escurrirlos y ponerlos en una fuente, añadir el queso parmigiano reggiano rallado y aceite de oliva virgen extra, remover y dejar enfriar a temperatura ambiente. Una vez enfriados, mezclar los strichetti con los guisantes.