Hace poco tiempo vimos una receta muy original de las Hermanas Simili del libro Pasta fresca que, al no llevar foto, tiene el riesgo de pasar desapercibida y que merece absolutamente la pena: los strichetti de verano. Desafortunadamente, no todas las recetas tienen la suerte de estar acompañadas por las fotos que hicieron expresamente para el libro, siete de los mejores blogs gastronómicos españoles.

La receta que os presentamos hoy, la lasaña de setas y jamón de york, tampoco lleva foto en el libro. Salvando las distancias y de una forma totalmente casera, os proponemos un pequeño resumen fotográfico para quien todavía no se haya lanzado en esta aventura y tenga la curiosidad de probarla. Si la lasaña a la boloñesa representa para los italianos el primer plato ideal para una comida de domingo, esta es una alternativa estupenda y original de ese plato.

Si nos parece demasiado laboriosa para prepararla toda en un mismo día, como nos recuerdan las autoras, siempre se pueden preparar las láminas de pasta con antelación, un par de días antes si se deja secar o incluso antes si se congela. También la salsa bechamel o las setas se pueden preparar el día antes. Se pueden usar varios tipos de setas. Si no es temporada de recolección de setas se pueden utilizar siempre champiñones cultivados, eso sí, Valeria y Margherita Simili nos recomiendan reforzar un poco el sabor con un poco de boletus edulis deshidratados.

Ingredientes:

  • 330 g de harina
  • 3 huevos
  • 500 g de setas
  • 30 g de boletus deshidratados
  • 50 g de mantequillla
  • 250 g de jamón de york
  • 100 g de queso parmigiano reggiano
  • 30 g de harina
  • 1 cucharada de aceite
  • 1/2 vaso de vino blanco
  • 1/2 cebolla picada
  • 1/4 de litro de leche

Bechamel ligera:

  • 350 g de leche
  • 15 g de mantequilla
  • 15 g de harina
  • sal y pimienta blanca


Elaboración:

Se hace un volcán con la harina tamizada, se echan los huevos, se baten con un tenedor recogiendo poco a poco la harina de los bordes hasta que se pueda trabajar la masa con una rasqueta. Una vez amalgamada la masa, se empieza a trabajar con las manos durante unos minutos. Se deja descansar cubierta durante unos 30 minutos y después se extiende con un rodillo o con la máquina de la pasta. Nosotros por comodidad hemos utilizado esta última, hemos dividido la masa en cuatro partes y la hemos pasado por los rodillos afinándola hasta la posición 7 de 9, para que no quede demasiado fina. Se cortan las láminas en rectángulos de 12x25 cm aproximadamente, se cuecen durante 30 segundos en agua hirviendo con sal, se sumergen en un bol con agua fría y se dejan secar entre dos trapos de cocina.

Se ponen en remojo los boletus deshidratados durante 30 minutos, se escurren y trocean. Al mismo tiempo se trocean los champiñones frescos. En una cacerola se dora la cebolla en la mantequilla y el aceite, se añaden los boletus y poco después los champiñones y se rehogan a fuego muy fuerte. Se añade el vino y se deja evaporar. Se salpimentan las setas, se añade la harina tamizada y la leche.

A parte se hace una bechamel ligera, se salpimenta y se le añade casi todo el parmigiano reggiano rallado.

Se unta con mantequilla una fuente de unos 30x25 y se empiezan a hacer las capas de la lasaña. Después de la primera capa de pasta se añade un tercio de las setas y se cubre con otra capa de pasta. Se unta con un poco de bechamel, la mitad del jamón de york triturado y un poco más de bechamel. Se añade otra capa de pasta, más setas y otra capa de pasta, bechamel y jamón, un última capa de pasta y por encima las setas. Se espolvorea con muy poco parmigiano y se hornea durante 20 minutos a 180ºC